Nepal, 5 de octubre de 2002

La coronación de este primer 8.000 supuso un antes y un después en mi trayectoria deportiva. A partir de este hito no dejé de soñar con regresar a las altas montañas del Planeta. Pero sobretodo, la mejor cosecha de aquel viaje fue la entrañable amistad con Jorge Rojas, Javier Cruz, Wiily Babier, Raquel Pérez, Juanito Oiarzabal, Iván Vallejo y Juan Vallejo, a quienes me une un sentimiento muy especial y con los que sigo teniendo el privilegio de viajar. Si quieres saber cómo terminó aquella historia aquí tienes la última crónica.

 El ímpetu canario se impone al Cho Oyu: Juan Diego Amador y Javier Cruz logran hacer cumbre en la sexta montaña del mundo, a 25 grados bajo cero.

El Cho Oyu (8.201 metros), o La Diosa Turquesa, como lo denominan los nativos, terminó de entrar ayer en la historia del alpinismo canario como la primera montaña de más de ocho mil metros cuya cumbre ha sido alcanzada por montañeros insulares. El tinerfeño Juan Diego Amador Rivero y el grancanario Javier Cruz Matías escribieron una página gloriosa, no sólo en el alpinismo sino en el deporte canario en general, al convertirse la pasada madrugada (hora canaria) en los primeros canarios en conseguir alcanzar una cima de más de ocho mil metros, habiéndolo hecho, además, sin oxígeno artificial y sin ningún tipo de ayuda externa. Eran aproximadamente las 03.05 horas de la madrugada de ayer, sábado, cuando Ángel Alonso, jefe de la Expedición instalado en el campamento base del Cho Oyu, a 5.700 metros de altitud, recibió por emisora la llamada de Javier Cruz comunicando el momento en el que el equipo de ascensión de Objetivo: La Luna abandonaba el Campamento 3 (7.500 metros) y se encaminaba hacia la cumbre. Sobre las 07.10 horas Juan Vallejo hizo cumbre y Esperó al resto del grupo para realizar la filmación en altura. La temperatura en ese momento era de -25¬?C y la batería de la cámara se congeló, no permitiéndole continuar el rodaje del documental.

A las 10.45 horas, Juanito Oiarzábal fue el segundo en hacer cima. La temperatura continuaba siendo de -25¬?C. Esperó un poco a Juan Diego Amador y a Javier Cruz y, al final, ante el frío insoportable, decidieron iniciar el descenso. Eran las 11.00 horas, aproximadamente, cuando Juan Diego Amador pisó la cumbre del Cho Oyu (8.201 metros), la sexta altura del planeta, convirtiéndose así en el primer canario en la historia en alcanzar una cima de más de ocho mil metros. A pesar de los problemas respiratorios de la jornada anterior, Juan Diego tuvo una buena recuperación física, encontrándose en perfectas condiciones en el momento del ataque final, aunque, eso sí, se encontraba extremadamente cansado. El reloj marcaba las 11.15 horas cuando llegó a cima el grancanario Javier Cruz. Aunque fue el último en llegar, también dio muestras de encontrarse muy entero.

Cruz era el responsable de las comunicaciones del grupo y, pese a la adversidad meteorológica, fue el único que realizó diversas fotos de cumbre para la Expedición canaria. Después de cerrar la comunicación con Ángel Alonso en el campamento base, inició el descenso y alcanzó a Juan Diego Amador, muy cerca del Campamento 3 (7.500 metros), donde les esperaba Juanito Oiarzábal. Más adelante, en el Campamento 2 (7.000 metros), les esperaba Juan Vallejo, por si existiese algún problema, y en donde, casi con toda probabilidad, pasaron la noche de ayer para hoy, domingo, llegar al Campamento Base Avanzado (5.704 metros), lugar en donde el resto de la Expedición les está esperando con los brazos abiertos. En unos días, afrontarán el descenso definitivo.