Indonesia , 24 de septiembre de 2006.

 

Viajar a Papua, fue un auténtico viaje en el tiempo. Conocer a tribus que viven en selvas inexploradas y escalar una mole en medio de esta inmensa Isla fue realmente único. Por suerte, pudimos contar con un helicóptero para salir de allí.

 

Juan Diego Amador logra coronar la Pirámide de Carstenz (4.884m.) en condiciones extremas, sumando así su cuarta cima dentro del "Proyecto 7 Cumbres para 7 Islas". La bandera de Canarias ya ondea en lo más alto  de Oceanía desde el pasado día 24, fecha en que el alpinista lagunero Juan Diego Amador lograra ascender a la cumbre más alta de este continente, concretamente a la pared de la Pirámide de Carstenz(4.848m.).


Amador partió de las Islas rumbo a Indonesia el pasado día 1 de septiembre y desde entonces no ha hecho más que luchar contra las adversidades. Empezando porque el helicóptero que tenía contratado suspendió el vuelo y terminando con una detención por las autoridades locales, estos inconvenientes no han impedido que Juan Diego lograra su objetivo.


Después de 23 largos días de espera por un helicóptero que no terminaba de llegar, finalmente el 24 de septiembre lograba volar desde la localidad de Enarotali (1.700m.) al campamento base de la Pirámide (4.100m.).
Una vez que lograba su primer objetivo de llegar a la base, tocaba plantear la estrategia y, puesto que el vuelo de regreso a Tenerife estaba cerrado para el día 29 de septiembre, Juan Diego decidió no perder más tiempo e intentar la cumbre el mismo día que plantaba su tienda en el Campamento Base. A pesar de que lo normal es permanecer en él durante varios días para dar tiempo a que el organismo se aclimate, el helicóptero lo dejó en el base muy temprano, por lo que tendría todo un día por delante para su intento. En contra tenía que muy pocas personas pueden permitirse ascender más de 3.000 metros en menos de 12 horas sin padecer mal de altura, pero dado que Amador cuenta con una gran experiencia en altas cumbres decidió ascender a estilo alpino, es decir, sin aclimatar hasta los 4.848m..


A las 9:30 ya se encontraba en la base de la pared y aunque el tiempo estaba bastante nublado la roca estaba seca y en buen estado para escalar de forma rápida y segura. Del total de 600 metros que tiene la pared, la primera mitad la ascendió en poco más de dos horas, pues se trata del sector menos vertical. Pero la última sección de la pared, donde se encuentran los tramos más verticales, incluso un  muro extraplomado de unos 10 metros de altura, se convirtieron en una lucha contra las adversidades, pues repentinamente empezó a llover. Para fortuna de Juan Diego, la Pirámide de Carstenz tiene una composición caliza, una roca muy adherente que aunque esté mojada facilita la progresión. Además, en los muros más exigentes encontró algún tramo de cuerda abandonada que le sirvió para ascender más rápido.


A 150 metros de la cumbre, justo donde la pared da paso a una arista en forma de cresta de gallo, la lluvia se convirtió en una intensa nevada que reducía la visibilidad a una decena de metros. Hay que destacar que la Pirámide de Carstenz se encuentra en pleno ecuador geográfico, por lo que pocas veces debe nevar a esta latitud, sin embargo Amador fue testigo de ello.
Finalmente, después de 5 horas de dura ascensión, Juan Diego se encontraba en el punto más alto de la Pirámide, inmortalizando la primera coronación canaria a esta cumbre.
según los alpinistas locales, no se conocen ascensiones anteriores en las que alguien intentara la escalada de la Pirámide el mismo día que llegaba al campo baste, lo que realza aún más si cabe la ascensión realizada por Amador y su amigo de cordada el canadiense Daniel Griffin.


Con esta, Juan Diego suma cuatro cimas dentro del proyecto "7 Cumbres para 7 Islas", en el que pretende ascender a la cumbre más alta de cada continente antes del verano del 2007. En este sentido, las cuatro cumbres coronadas hasta ahora: Everest (Asia), Monte Vinson(Antártida), Elbrus(Europa) y Carstenz (Oceanía, han sido ascendidas en Canarias por primera vez por él y al primer intento, lo que supone una gran aportación para el alpinismo en nuestra comunidad. Su siguiente objetivo es el Aconcagua, que intentara en enero.


De no sufrir demoras  y después de 14 vuelos, el alpinista tiene previsto llegar este es fin de semana a Canarias.

 

 

 

Content Bottom